SONRÍE, QUE NO ES POCO

5 enero, 2011

Dice el refrán: “la sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz”. Gran frase. Y además, pienso yo, que al igual que la luz, la sonrisa se propaga en todas direcciones. Es decir, tanto hacia dentro repercutiendo sobre nuestro estado interno como hacia fuera, en la manera de establecer comunicación con los demás. Y cuanto más sonríe uno, más ganas le entran de continuar sonriendo porque produce bienestar y porque propicia interacciones positivas con los demás. ¡Y es que a nadie le amarga un dulce!

Puede que lo que más cueste sea llevar la iniciativa, sobretodo en un “día gris”. Pero los efectos beneficiosos de sonreír son muchos y pueden, realmente, hacerlo todo más llevadero e incluso cambiarle el color al día. Vale la pena un poco de esfuerzo y convertir esta actitud en hábito. Porque ese esfuerzo no cae en saco roto, sino que se retroalimenta.

Estoy convencido de la repercusión positiva sobre la salud del cuerpo individual, sobre el equilibrio químico, sobre las capacidades de la mente… Y también sobre el del cuerpo social. Una sociedad que cultivara ese hábito, seguro que desarrollaría mucho mejor sus potencialidades.

Así pues propongo sonreír cuanto más mejor. Seguro que con el tiempo encontramos oportunidad de hacerlo incluso contemplando la espuma de un café.

Anuncios

2 comentarios to “SONRÍE, QUE NO ES POCO”

  1. Sita Indi said

    la foto es muy acertada, me ha gustado, igual que el comentario sobre la sonrisa… i además se pega.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: