EL RECURSO DE LA VISUALIZACIÓN MENTAL

25 marzo, 2011

Tener una mente compleja como la que tenemos los seres humanos, tiene sus ventajas. Entre ellas, la posibilidad de interactuar con las imágenes que genera nuestra memoria y/o nuestra imaginación. ¿Para qué nos sirve esto? Para sobrevivir. Aprendemos de lo vivido, nos ayuda a adaptarnos, prevemos situaciones y creamos respuestas; algunas de innovadoras.

Un ejemplo de hasta qué punto el recurso de la visualización mental nos permite sobrevivir, lo encontramos en la experiencia del neuropsiquiatra Víktor Frankl, creador de la Logoterapia, durante su reclusión en campos de exterminio nazi entre 1942 a 1945. ¿Cómo sobrevivió, sin enloquecer, a tanto horror?  Utilizó el recurso de la memoria y la imaginación. Imaginaba escenas con su mujer, a la que amaba profundamente y establecía con ella conversaciones. La imagen gratificante de su mujer, así como la comunicación que estableció con ella, le ayudó a sentirse  acompañado, amado y a sobrellevar el día a día porque tenía un sentido. Aunque él sabía que su mujer estaba en otro campo de exterminio…

Este es un caso extremo que sirve para ilustrar la eficacia de este recurso. Nosotros lo podemos aplicar a distintas situaciones de nuestra vida cotidiana que nos generan estrés por el motivo que sea o a situaciones de las que queremos obtener el mayor rendimiento posible.

Pongamos el ejemplo de una entrevista de trabajo. Nos será muy útil visualizarnos en ella. (Si conocemos el espacio donde se va a producir, mejor). Nos ayudará el visualizarnos serenos, respirando tranquilamente. Visualizarnos manejando nuestro cuerpo para expresarnos. Cómo contestamos de manera franca sin dejar de ser nosotros mismos; sin miedo. Podemos visualizar a nuestro interlocutor, variando su sexo, su edad, su temperamento, su grado de belleza…  Imaginarnos posibles preguntas que nos puedan hacer y responderlas. Imaginarnos posibles situaciones “anómalas” que se puedan plantear. Como por ejemplo, que quién nos entreviste se dirija a nosotros de manera prepotente o que se quede callado de repente y nos observe fijamente. ¿Cómo guardamos la calma? ¿Qué hacemos? ¿Permitimos que sea descortés? ¿Le comunicamos serenamente cómo nos estamos sintiendo? Y en el segundo caso, ¿nos mantenemos en silencio hasta que decida que ha concluido la entrevista?, ¿le sacamos información sobre la empresa y el puesto de trabajo al cual optamos?  Hagamos lo que hagamos, nos imaginamos serenos, con la respiración calmada…

El recurso de la visualización es una herramienta que nuestro cerebro   pone a nuestra disposición para anticipar posibles situaciones. De esta manera nos entrenamos en la gestión emocional, en la observación y consolidación de líneas de pensamiento que favorezcan nuestra adaptación, a una manera de actuar que nos haga sentir serenos y transmita una idea positiva de nosotros a nuestro interlocutor. La visualización mental, es una oportunidad que nos damos a nosotros mismos para evitar que una situación nos coja desprevenidos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: