SABER VALORAR, UNA HABILIDAD ESCASA

19 septiembre, 2011

Sentirse valorado proporciona sentido a la propia existencia. Y en el ámbito laboral cunde tanto como una paga extra o más.

Varias generaciones de trabajadores cualificados de este país vienen soportando un maltrato salarial y la falta de inversión en formación de manera resignada. Se puede alegar que la coyuntura económica nacional es la que es… Pero me da la sensación que existen unos parámetros mentales o una escasez de ciertos valores en nuestra cultura empresarial que agravan la situación de tal manera que pueden llegar a propiciar que la resignación de mucha gente se convierta en apatía o incluso resentimiento.

Uno de esos valores que escasean en el empresariado, en los jefes,… es el de reconocer la aportación que hace a la empresa, al departamento,… el trabajo de los empleados. Con lo de reconocer me refiero no solo a ser consciente de dicha aportación sino a verbalizarlo, a comunicarlo a la persona o personas en cuestión. Encuentro un error grave de la política de una empresa, de la gestión de equipos humanos esa falta de consideración. De hecho creo que se trata de injusticia. Alguien que está liderando un proyecto o un grupo de personas, y más en las condiciones en las que nos encontramos, está obligado a saber valorar la aportación ajena. Si no, lo que le espera es, entre otras posibilidades, la marcha o un desapego por el proyecto por parte de personas o el equipo. Personas y equipo de las que depende.

Por otra parte, ¿qué podemos hacer, como empleados, ante esta situación? Entre otras cosas,  proporcionarnos nosotros mismos una valoración que nos permita mantener la autoestima en sano equilibrio. Es algo obvio, pero no por ello innecesario de recordar. Debemos ser nosotros mismos los primeros en analizar la calidad de nuestra actuación. Tenemos que intentar que el contexto, el entorno no nos impida  ver el sentido de nuestro quehacer; en relación con nosotros mismos, los demás y la sociedad en general.

Bajar el nivel de compromiso afecta la actitud y repercute en otros ámbitos de nuestra vida; a nuestra autovaloración. Por eso es importante mantener la autoexigencia y la calidad de nuestro trabajo. Porque en el caso que la situación no se pueda modificar y tengamos la necesidad de vivir en un entorno laboral diferente, podamos estar preparados para aprovechar las oportunidades de cambio que se nos presenten o incluso propiciarlas. Porque de todo hay en la viña del señor y existen jefes y empresas dignas de nosotros.

Anuncios

2 comentarios to “SABER VALORAR, UNA HABILIDAD ESCASA”

  1. GEMMA said

    AQUESTA ÉS L’ACTITUD BONA I CORRECTA QUE TOTHOM HAURÍA DE TENIR OLE OLE OLE
    T’ESTIMI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: