DISTANCIAMIENTO EMOCIONAL EN LA ESCUCHA ACTIVA

17 octubre, 2011

En el análisis de la relación interpersonal de la escucha activa suele destacarse la capacidad de empatía, es decir, la capacidad de identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro. Ésta es importante para que la persona que escucha pueda entender de qué manera afecta lo que está escuchando a la persona que emite el mensaje. Para poder tener una idea, no sólo de la situación, sino de la vivencia de dicha situación por parte de la persona que lo cuenta.

A mi entender existe un peligro a evitar: una identificación excesiva. Pues supone un desgaste a nivel emocional, intelectual y anímico insostenible para aquel que escucha. Dicho desgaste, entre otras cosas, dificulta un análisis de la situación que el otro nos transmite. Eso repercute en las posibilidades  de poder encontrar, sino una solución, al menos una perspectiva alternativa  que pueda beneficiar a nuestro interlocutor. Es decir, se hace necesario un distanciamiento emocional que a mi entender está implícito en toda escucha activa saludable.

Todos sabemos lo difícil que esto resulta cuando la persona a la que escuchamos nos importa mucho; cuando se trata de familia o una buena amistad, por ejemplo. Hay una serie de recursos que podemos poner en marcha con la finalidad de conseguirlo. Estos son:

1. Controlar nuestra respiración. Inspirando desde diafragma hasta llenar nuestros pulmones por completo y soltándolo despacio. Así varias veces. De esta manera aportaremos una dosis extra de oxígeno que tranquilizará los latidos de nuestro corazón  y ayudará a  nuestro cerebro pueda pensar con claridad.

2. Tomar consciencia de la presencia de nuestros pies. Del contacto que estos tienen con el suelo.

3. Si estamos de pie, movilizar levemente nuestra cadera hacia delante y hacia atrás.

Como pueden observar, estos recursos tienen el objetivo de facilitar nuestra concienciación corporal. Esto nos ayudará a tomar distancia respecto del otro ya que evitará que nuestra consciencia se coloque exclusivamente a nivel mental a merced del discurso del otro.

También existe el recurso de encarnar un personaje. Este personaje lo podemos llamar: “el escuchador” y su objetivo es el de poder dilucidar la situación “real” que hay detrás del lenguaje no verbal transmitido por nuestro interlocutor. Ayudándonos de ideas como: “la persona a quien escuchamos necesita de nuestra serenidad para que su problema sea menos problema”, “cuanto más tranquilo esté yo más claramente podré analizar la situación y ayudar al otro”, etc… reforzaremos nuestra actitud y más eficaces podremos resultar.

Este distanciamiento podemos aplicarlo para cualquier situación. Es decir, puede que nuestro interlocutor esté entusiasmado por alguna cosa. Entusiasmado en exceso. Y necesite de alguien que pueda proporcionarle una perspectiva alternativa que evite el que cometa un paso en falso.

Anuncios

Una respuesta to “DISTANCIAMIENTO EMOCIONAL EN LA ESCUCHA ACTIVA”

  1. Tere said

    Es així. He de pendre una certa distància, per guardarme a mi matèix i estar en les condicons òptimes per poder ser d’ajut a l’altre. Es alló de “Primer tu” no per egoisme, sinó per estar be per ser de profid a d’altres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: