LA CALIDAD DE LA VOZ EN LA COMUNICACIÓN

5 marzo, 2012

Los expertos señalan que la tesitura de voz de Barack Obama fue uno de los factores que le ayudaron a ganar la candidatura  del Partido Demócrata a la presidencia de los EE.UU. frente a Hillary Clinton. La tesitura de barítono y el tono de voz de Obama transmitían a quiénes lo escuchaban, la idea de confianza en sí mismo, competencia para desempeñar el cargo, serenidad, honestidad… Por el contrario la voz, en algunas ocasiones chillona, de la candidata Clinton transmitía la idea de una persona a quien los nervios le podían traicionar, de no estar a la altura de las circunstancias…

Margaret Tatcher tenía, al principio de su carrera política, una voz muy aguda. Decidió ir a un logopeda para que le enseñara a respirar, a tomar consciencia de su cuerpo mientras hablaba… y de esta manera poder emitir una voz más grave. Eso le ayudó a consolidar su carrera política.

Estos ejemplos ilustran la capacidad que tiene la voz de transmitir ideas sobre nosotros mismos a los demás. Y eso es algo que debemos tener muy en cuenta cuando establecemos comunicación con alguien o un grupo de personas. Sobretodo la primera vez.

La voz, con su tono, ritmo del habla y timbre…,  refleja fielmente nuestro estado de ánimo. Esta información la reciben aquellos que nos escuchan.  Y a partir de esta información fabrican una imagen mental de nosotros, de nuestra manera de ser.  Una imagen mental que no tiene porqué corresponderse o corresponderse exactamente con la realidad.  Y que es independiente del contenido o de aquello que se dice.

Para proyectar una voz liberada de tensiones que nos ayude en la comunicación que establecemos con los demás podemos poner en práctica los siguientes recursos:

1. Relajar nuestra respiración. Poniendo nuestra atención en nuestras fosas nasales y sin ejercer presión en la garganta.

2. Tomar consciencia de nuestros pies, de la planta de nuestros pies en contacto con el suelo, liberando la tensión de los dedos.

Estos dos primeros pasos nos ayudarán a tomar consciencia de nuestro cuerpo y facilitaremos que nuestra mente “aterrice”. La proyección de nuestra voz tendrá el apoyo consciente de todo nuestro cuerpo y eso le aportará gravedad que transmitirá serenidad, veracidad  y autoconfianza.

3. A la hora de proyectar la voz podemos imaginar que se proyecta en todas direcciones a partir de la cabeza (a parte de la boca) y el pecho.

4. Convencernos que tenemos derecho a ser escuchados..

Con estos recursos de lo que se trata es de potenciar una actitud interna de autoconfianza y serenidad. Una actitud interna que facilite a los demás el construirse una imagen mental de nosotros que nos sea beneficiosa. Y por beneficiosa entiendo que predisponga a los demás a querer seguir comunicarse con nosotros y a valorarnos positivamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: