TENER CONCIENCIA DE LAS PROPIAS EMOCIONES

16 abril, 2012

 

Si hay una habilidad emocional que se pueda calificar de fundamental esta es la que nos capacita para ser conscientes de nosotros mismos. Es decir, de ser conscientes de nuestros estados de ánimo y de los pensamientos que tenemos acerca de estos estados. Cuando somos capaces de ello tenemos muchos números de ser capaces de controlarnos. Cosa muy importante para evitar reacciones de las que nos arrepintamos, a veces de por vida, una vez pasado el estado de agitación emocional.

A este tipo de atención hacia uno mismo Freud la llamó el “ego observador”. Los científicos lo entienden como la intervención del neocórtex (la parte del cerebro donde tiene lugar el pensamiento consciente) ante una reacción emocional. De esta manera nos sobreponemos al torrente químico desatado por parte de la amígdala y el hipotálamo ante una situación dada y nos adueñamos de nosotros mismos con la posibilidad de transformar nuestros sentimientos.

Es aconsejable acostumbrarnos a hacernos la siguiente pregunta: ¿qué siento en este momento? Esta pregunta tiene la capacidad de conectarnos con el presente más absoluto, con nuestro ser, nuestro latido del corazón… Esta pregunta nos ofrece la oportunidad de entrenarnos como observadores de nosotros mismos. De tomar consciencia de qué situaciones, contextos y personas nos afectan y de la manera en que nos afectan. Extraer conclusiones de ello y obtener conocimiento para situaciones futuras.

Podemos poner en práctica un par de recursos en momentos de zozobra emocional. Una de ellas es la de respirar profundamente. Conectar de este modo con nuestra respiración, a parte de obtener una aportación suplementaria de oxígeno que nos ayudará a pensar mejor y apaciguar nuestra presión sanguínea, nos ayudará a permitir la  intervención de nuestro cerebro racional.

El otro recurso, complementario al primero es el de tomar consciencia de nuestros pies. Del contacto de nuestros pies con el suelo. De esta manera seguimos propiciando que nuestra mente se desboque.

Si ante un momento emocional intenso respondemos respirando de manera profunda y a tener consciencia de la posición de nuestros pies, la pregunta: ¿qué siento en este momento? será más fácil de ser planteada y respondida. Y por lo tanto tendremos más capacidad de autocontrol.

Anuncios

3 comentarios to “TENER CONCIENCIA DE LAS PROPIAS EMOCIONES”

  1. Es excelente,… hay mucha gente que sufre de alexitimia , que es justo lo contrario, no saber que te pasa ni que ocurre con tus emociones. 😀

    Realmente lo que no vemos nos domina…. y al confundirlo con nosotros mismos nos encauza la vida….

  2. Es interesante.. a las personas hoy en día les cuesta conectar con las emociones y sobre todo etiquetarlas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: