LA SENSACIÓN DE AISLAMIENTO SOCIAL

7 mayo, 2012

 

La revista Science publicó un estudio en 1987 en el que afirmaba que la sensación subjetiva de aislamiento tiene “la misma incidencia en la tasa de mortalidad que el tabaco, la tensión arterial elevada, el alto nivel de colesterol o la falta de ejercicio físico”.

La sensación de aislamiento es aquella en la que el individuo se siente desarraigado o que no tiene a nadie a quien recurrir. Esto genera una gran ansiedad emocional. A nivel del organismo se traduce en una producción hormonal descompensada mantenida en el tiempo que acaba pasando factura. El estudio antes mencionado pone ejemplos estadísticos que mostraban que las personas que tenían sensación de aislamiento tardaban más días en recuperarse de una intervención quirúrgica en comparación con personas que tenían apoyo familiar o de amistad. Incluso afirma que el nivel de mortandad en trasplantes de médula ósea era más alto en este tipo de pacientes.

Por ello es importante tener o establecer una red de apoyo emocional a lo largo de nuestra vida. El hecho de saber que tenemos gente a quién poderles explicar aquello que nos angustia hace que nos sintamos más capacitados para poder sortear el obstáculo que sea. El solo hecho de poderlo verbalizar ya supone un ejercicio de liberación que en caso contrario, si nos lo guardamos para nosotros, puede hacerse una pelota en nuestra mente con un efecto bola de nieve devastador.

Nuestra existencia se va modificando con el paso del tiempo y hay que estar atentos a la salud de nuestra red de apoyo emocional. Conviene hacer el esfuerzo por entablar relaciones positivas con otras personas y ser tenaces en el mantenimiento de las mismas. Debemos ser activos en ello para podernos asegurar esa red que hará que nuestra existencia sea más rica de matices y de perspectivas y que en un momento dado nos puede salvar la vida.

Creo que es importante también tomar consciencia del bien que hacemos cuando representamos un punto de apoyo para alguien, nuestros familiares, amigos… De la responsabilidad que implica el hecho de saber escuchar en el momento apropiado, de hacer esa pregunta clave, de dar el abrazo que el otro está necesitando…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: