COMPARACIONES QUE ANULAN NUESTRO POTENCIAL

23 septiembre, 2012

 

Últimamente me viene a la memoria uno de los consejos que me dio mi padre en vida en más de una ocasión siendo yo joven: “No te fijes en los demás. Céntrate en ti”.

¡Cuánta frustración, cuánto sentimiento de culpabilidad, cuánto sufrimiento puede llegar a generar el compararse con alguien o con un grupo de personas! El refranero popular nos advierte que “las comparaciones son odiosas”. Pero son algo más que eso. Son una pérdida de energía mental y de tiempo. El compararse con los demás es un hábito que, en muchas ocasiones, nos obsequia con todo lo antes dicho además de con resentimiento, falta de autoestima… Con la incapacidad para valorar los logros hechos, así como la dificultad para adoptar una actitud de superación. En definitiva nos impide experimentar un gran número de momentos de felicidad y desarrollar nuestras potencialidades.

Con el tiempo he asumido que hay gente con más talento que yo, con más belleza que la mía, con carreras profesionales más espectaculares que la mía, etc, etc, etc, en este mundo. Pero eso no impide que yo pueda hacer una aportación positiva a la gente que me rodea, a la sociedad a la cual pertenezco o al mundo entero.

Es necesario acallar el ruido interior que provocan los estímulos que provienen de lo que nos rodea. Estar pendiente de lo que hacen los demás hasta el punto de no estar pendiente de mí mismo es una estrategia nefasta. Porque me impide el consciente de mis posibilidades, porque anula mi capacidad de desarrollo al introducir la apatía en mi conducta, porque impide que me fije objetivos realistas que paso a paso me puedan llevar a cotas insospechadas…

Creo que una de las claves para acallar el ruido interior es el convencimiento, el ser consciente de que dadas mis circunstancias hago todo lo posible o, en su defecto, me esfuerzo mucho para conseguir aquello que me propongo y valorar los pequeños logros obtenidos. Todo ello aporta sentido a la existencia y por tanto dignidad. Y esto es lo que impide la falta de autoestima y sus nefastas consecuencias.

Evidentemente los demás pueden ser un estímulo positivo.  Por ejemplo cuando me fijamos en la actitud de alguien que intenta superarse día a día. Como la persona que al jubilarse decide estudiar informática, apuntarse a un grupo de senderismo por montaña o iniciar la carrera de historia del arte. O aquella persona que después de dedicarse profesionalmente a una cosa decide cambiar de rumbo y dedicarse a aquello que de siempre le ha gustado. O aquella persona que de manera perseverante y paciente focaliza sus virtudes y limitaciones a conseguir un objetivo.

Últimamente me acuerdo de las palabras de mi padre. Quizás sea porque he llegado a la edad madura. Con mis virtudes y mis limitaciones. Con mis logros y mis fracasos. Porque  estoy en una edad en que soy realmente consciente de que  el tiempo es un bien precioso y limitado. Porque creo que aún puedo dar mucho de mí. Puede que mucho más de lo dado hasta ahora. Y que para conseguirlo debo confiar en mí. Valorar mis posibilidades. Poner en acción mis energías para focalizarlas en el objetivo escogido. Tener en mente que quiero y puedo aportar mi grano de arena para que este mundo sea mejor. Ese grano que nadie más que yo puedo aportar.

Anuncios

Una respuesta to “COMPARACIONES QUE ANULAN NUESTRO POTENCIAL”

  1. Tere said

    No em de comparar-nos amb ningu, cadasqun de nosaltres som unics, tenim el que tenim i aixó -els talents- es el que em de fer treballar, perque a la fi, si ens pregunten si els em conreat, poguem dir que si, que s’han tornat fruits…. uns fruits madurs, ben saborosos, conseqüència del nostre esforç.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: