SOBRE LAS POSTURAS CORPORALES “DE DOMINIO”

14 enero, 2013

Imagen

En una de las conferencias que hay colgadas en la red de las TED talks, la doctora en psicología social Amy Cuddy nos habla de una cosa que tengo muy presente en el entrenamiento de actores y de lo cual escribí al inicio de este blog (entrada del 2 de diciembre de 2010). Se trata de la repercusión emocional, sentimental de nuestras posturas corporales y viceversa, de nuestro estado emocional en nuestras posturas.

En el reino animal cuando un sujeto se siente poderoso tiende a ocupar el espacio con su cuerpo. En el caso de los seres humanos este “ocupar el espacio” se caracteriza, por ejemplo, por un andar con la columna recta, la mirada al frente, hombros abiertos dejando espacio entre los brazos y el cuerpo, etc… La doctora Cuddy ha constatado hasta qué punto eso se traduce a nivel hormonal. Durante tiempo experimentó con las posturas corporales de “dominio” y con las de “no dominio” en individuos humanos. Después de hacerles adoptar un tipo u otro de postura, les tomó una muestra de saliva y descubrió algo muy interesante… Los individuos a los que había hecho adoptar una “postura de dominio” presentaban unos niveles de testosterona más altos y unos niveles de cortisol (“hormona del estrés”) más bajos que los individuos a los que había hecho adoptar “posturas de no domimio”.

Llevó el experimento un poco más allá. Decidió hacer adoptar un tipo de posturas a unos individuos y otro tipo de posturas a otros, antes de hacerles una entrevista de trabajo. Para hacerlo más interesante, les dijo a los entrevistadores que no mostraran ningún tipo de expresión facial, ni corporal en el transcurso de la entrevista, que no mostraran retroalimentación con el entrevistado. ¿Se pueden imaginar ser entrevistados por alguien que no sienta ni padezca? Aquí en España decimos que “no hay mayor desprecio que no hacer aprecio”…

Esas sesiones fueron gravadas en vídeo y se las dio a evaluar a gente que no sabía nada del experimento. La doctora Cuddy les preguntó ¿a quienes escogerían para un puesto de trabajo? El resultado fue que escogieron a los que antes de la entrevista habían adoptado “posturas de dominio”. Éstos habían sido escogidos por su presencia. Así de claro. No por lo estructurado de su discurso, las ideas que expresaran, la corrección léxica, la variedad gramatical… sino por su capacidad de transmitir entusiasmo, pasión, confianza… Así somos los seres humanos. Seres emocionales con una capacidad de empatizar que determina nuestro raciocinio.

Así pues, ¿y si adoptamos una “postura de dominio” durante dos minutos al día, antes de entrar en una entrevista de trabajo, etc… y vemos qué pasa? Es un recurso fácil de adoptar. ¡No requiere mucho tiempo y es gratis! La sensación interna que nos producirá nos permitirá interactuar con el mundo y los demás de una manera que nos será mucho más beneficiosa. Se trata de un recurso más que podemos utilizar para hacer que nuestro cerebro juegue a nuestro favor en el momento preciso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: