ANTICIPANDO LA REALIDAD CON LA IMAGINACIÓN

24 junio, 2013

 

 

Nuestra mente nos ofrece la posibilidad de interactuar con imágenes  generadas desde nuestra memoria o nuestra imaginación. ¿Para qué nos puede servir esto? Para sobrevivir. Para adaptarnos al entorno. Para aprender de lo vivido y anticipar situaciones futuras.

Esto lo podemos aplicar de manera consciente y sistemática a distintas situaciones de nuestra vida cotidiana para obtener el mayor rendimiento posible.

Por ejemplo, en una entrevista de trabajo. Nos será muy útil visualizarnos en ella. (Si conocemos el espacio donde se va a producir, mejor). Nos ayudará el visualizarnos serenos, respirando tranquilamente, utilizando nuestro cuerpo transmitiendo autoconfianza y entusiasmo… Contestando de manera segura y franca, siendo nosotros mismos; sin miedo. Podemos visualizar a nuestro interlocutor, variando su sexo, su edad, su temperamento, su grado de belleza…  Imaginarnos posibles preguntas que nos puedan hacer y responderlas. Imaginarnos posibles situaciones “anómalas” que se puedan plantear y cómo reaccionar ante éstas. Como por ejemplo, que quién nos entreviste se dirija a nosotros de manera prepotente o agresiva. Podemos imaginarnos afrontando la situación sin permitir ser raptados por una reacción emocional agresiva. Distanciándonos de la manera con que nuestro interlocutor se dirige hacia nosotros de aquello que dice y así responder dejando patente nuestra valía y nuestro saber estar. O expresando de manera honesta nuestro malestar o desconcierto por el tono con que se dirige hacia nosotros y abandonando con toda la autoestima en alto la entrevista.

El recurso de la visualización es una herramienta que nuestro cerebro   pone a nuestra disposición para anticipar posibles situaciones. De esta manera nos entrenamos en la gestión emocional, en saber reaccionar de la manera más beneficiosa para nosotros, en la relación interpersonal y la habilidad de comunicación. La visualización mental, es una oportunidad que nos damos a nosotros mismos para evitar que una situación nos coja desprevenidos. Puesto que al vivirla en la mente, nuestro cerebro le da el rango de realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: