DURANTE LA ESPERA DE UN NUEVO SER

17 marzo, 2014

 

 Tengo una pareja de amigos que esperan un crío. Él me explicó que la relación con su pareja había sido motivo de felicidad desde el primer momento. Y también me confesó que si bien está muy ilusionado con la llegada de la  descendencia, había sentido temor porque su relación de pareja se modificara de tal manera que esa felicidad se convirtiera en un recuerdo. Tal y como ha podido observar en otras parejas.

“¿Cómo crees que se puede evitar eso?” –Le pregunté- “Para empezar le he expresado a ella mi temor”. –Me respondió- Me consta que se lo dijo de manera cariñosa y después de haber elaborado (hecho conscientes y valorado) sus sentimientos al respecto.

Creo que de aquí podemos sacar tres conclusiones acerca de lo que significa una comunicación de calidad en este contexto de la relación de pareja:

La  primera es que es importante ser consciente de las  emociones y sentimientos que se experimentan. Poder ponerle nombre a esos sentimientos, elaborar un relato del por qué de esos sentimientos. A partir de aquí podemos buscar aquello que necesitamos para mejorar nuestra situación.

La segunda es el de compartir nuestra inquietud con la pareja. De esta manera, ésta tiene la oportunidad de saber en qué lugar emocional nos encontramos. Y, al mismo tiempo, le proporcionamos una guía a partir de la cual poner en marcha sus recursos para contribuir a facilitar que la relación fluya.

La tercera es la conveniencia de expresar la demanda de manera adecuada. Es decir poniéndonos en el lugar del otro, respetando al otro, sobre todo si la pareja está hormonada hasta las cejas… De esta manera facilitamos el diálogo y la búsqueda de una solución.

Esta pareja de amigos míos, con un diálogo constructivo, han reforzado su conciencia de la importancia de mantener una comunicación fluida para saber en qué momento emocional se encuentra cada uno. Cuál es el temor, “el pensamiento loco” que les inquieta a cada uno de ellos en un momento dado.

Tanto a mujeres, por supuesto, como a hombres les ocurren cosas durante el embarazo y la cría de los hijos. Seguir roles preestablecidos o actuar por inercia lleva a la desconexión con uno mismo y repercute negativamente en la relación con el otro.

Mi  amigo me dijo que una de las cosas que ha acordado con su mujer, es despedir la etapa “sin hijos” de su relación con una celebración. Para recordar y expresar lo felices que han sido.

Es una celebración que tiene algo de melancólico puesto que tiene algo de duelo por algo que se acabó. Pero también es una oportunidad de valorar lo que han conseguido, unirse emocionalmente y llenarse de energía positiva para encarar con más confianza y entusiasmo, si cabe la nueva etapa “con hijos”.

Personalmente opino que es importante saber en qué momento emocional nos encontramos. Poder identificar qué pensamiento nos ocupa y poder verbalizarlo para así de esta manera encontrar una manera de gestionarlo. En este caso con la ayuda de nuestra pareja. Pienso que es la mejor manera de podernos adaptar a las situaciones. Siendo capaces de sobrellevar lo negativo y disfrutar lo positivo. Y seguir enriqueciéndonos de las experiencias que nos proporciona la vida.

 

Anuncios

Una respuesta to “DURANTE LA ESPERA DE UN NUEVO SER”

  1. cristina said

    Me parece bien lo de la ‘despedida de pareja’ pues ya no serán una pareja sino una familia. Con sus responsabilidades, sus obligaciones y sus muchas alegrías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: